Implementación de OKR como estrategia corporativa

Oct 8, 2019 | Sin categoría

Reconocida por su aplicación en Compañías como Google, Accenture, LinkedIn y Dropbox, la metodología OKR (Objective and Key Results) permite alcanzar resultados por medio de la definición de métricas que concentren el esfuerzo de los equipos en la estrategia, misión y visión de la Compañía.

A nivel organizacional esta metodología permite centralizar el enfoque y quehacer de manera que todos en una organización puedan trabajar sinérgicamente hacia objetivos en común y resultados clave, favoreciendo la fijación de metas ambiciosas y desarrollo de potencial de las personas y equipos.

De manera práctica, directa y principalmente considerando un seguimiento sistemático, es como algunas de las empresas más grandes del mundo han logrado comprometer a sus equipos en torno a un mismo ideal y concentrar sus esfuerzos en contribuciones medibles.

“Esta metodología nos ha permitido potenciar el pensamiento estratégico, ser capaces de identificar las actividades que conducen a la concreción de nuestras metas y tomar decisiones a tiempo cuando observamos que ciertas actividades no están aportando”, señala Luis Cuezzo, Gerente General de DBNet quien destaca la implementación de esta metodología en nuestra Compañía, comentando los pasos que nos permitieron avanzar en su puesta en marcha.

Dentro de la hoja de ruta que nos comparte el ejecutivo, identifica claramente cuatro etapas, haciendo énfasis en que una metodología por sí sola no asegura el éxito, siendo relevante contar con liderazgos que contribuyan al despliegue de OKR como estrategia y redes sólidas que se comprometan y autogestionen.

Las cuatro etapas que DBNet transitó para la implementación de OKR como estrategia de gestión:

1- Definición de objetivos anuales de la empresa:

La primera etapa consistió en definir claramente los objetivos anuales acorde a nuestra visión y misión, proyectando resultados al mediano plazo, considerando principalmente los logros necesarios a alcanzar para que la empresa transitara por el camino correcto durante el año. Una de las premisas para DBNet fue acordar estos objetivos considerando las expectativas de nuestros clientes con respecto a nuestros productos y servicios.

2- Definición estratégica de objetivos según periodos

Una vez establecimos nuestros objetivos anuales, definimos los objetivos por cada periodo, considerando que estos contribuyeran al cumplimiento del objetivo anual.

3- Definición de resultados y acciones clave

Luego, cada uno de los objetivos del periodo fueron vinculados a resultados e iniciativas clave, garantizando que esta estructura fuese replicada por cada una de las áreas de la organización e involucrara a todos los colaboradores.

4- Seguimiento Periódico:

Por último, implementamos un seguimiento permanente al avance de los resultados clave. Esta estrategia nos permite tomar acciones y mantener visible el comportamiento de los niveles de confianza en el logro, de manera de poder tomar decisiones a tiempo para favorecer el cumplimiento de los resultados esperados.

A más de un año de haber implementado OKR como parte de nuestra estrategia y eje de nuestra gestión, hemos aumentando el compromiso y autogestión de todo nuestro equipo. “Hemos logrando enfocar nuestras acciones hacia lo que realmente contribuye a nuestro desempeño, sincronizando nuestra labor con las necesidades y expectativas de nuestros clientes, concluye Luis Cuezzo.